No queremos ser héroes.

Señor Presidente de la Nación:

Mi nombre es Juan, y a raíz de una publicación reciente del Ministerio de Educación felicitando a un chico de Misiones por tener que caminar 3 kilómetros y cruzar dos arroyos para llegar a su escuela, me pareció propicio hacerle una aclaración al respecto.

Nosotros no queremos ser héroes sin capa, que tengan que hacer hazañas y enormes travesías para llegar a la escuela, preferimos tomar un colectivo o caminar un par de cuadras, tal vez en tren o en bicicleta.

Nosotros no queremos ser héroes, y tener el poder de soportar temperaturas bajas, tener que bañarnos con un chorrito de agua fría, y aguantarnos la parada del invierno con un saquito de lana, preferimos tener agua caliente en casa, estufa a leña, a gas o un caloventor que nos de un poco de calor por la mañana.

36329996_2474108842602984_6113112598339649536_n

Nosotros no queremos ser héroes, que tengan la dignidad de vivir en una villa, preferimos más bien un barrio humilde, con asfalto en las calles, cloacas y  un servicio de basura que pase por la puerta todos los días.

Nosotros no queremos ser héroes, que tengan la habilidad de aguantar la última semana del mes con $1000 y la heladera semi-vacía, preferiríamos que el pan nunca nos falte, y poder comer 4 veces al día, todos los días.

Nosotros no queremos ser héroes, no, claro que no, porque ser héroes significaría estar en constante lucha, ¿Contra quién?, ¿Contra el Estado?, ¿Contra las desigualdades del sistema? No, nosotros no queremos eso, queremos ser parte del Estado, parte del sistema, no queremos que nos hagan un monumento por seguir adelante pese a las desigualdades a las que nos somete su Gobierno, queremos que ustedes, como Gobierno, luchen y trabajo para que no existan esas desigualdades.

Atentamente:

Juan (aunque también podría ser un chico cualquiera)

 

Anuncios

El círculo del noventa y nueve.

En un país no muy lejano había un rey muy triste, el cual tenía un sirviente que se mostraba siempre pleno y feliz.

Todas las mañanas, cuando le llevaba el desayuno, el sirviente lo despertaba tarareando alegres canciones de juglares. Siempre había una sonrisa en su cara, y su actitud hacia la vida era serena y alegre.

Un día el rey lo mandó llamar y le preguntó:

-Paje, ¿cuál es el secreto?

-¿Qué secreto, Majestad?

-¿Cuál es el secreto de tu alegría?

-No hay ningún secreto, Alteza.

-No me mientas. He mandado cortar cabezas por ofensas menores que una mentira.

-Majestad, no tengo razones para estar triste. Su Alteza me honra permitiéndome atenderlo. Tengo a mi esposa y a mis hijos viviendo en la casa que la corte nos ha asignado, estamos vestidos y alimentados, y además Su Alteza me premia de vez en cuando con algunas monedas que nos permiten darnos pequeños gustos. ¿Cómo no estar feliz?

-Sino no me dices ya mismo el secreto, te haré decapitar -dijo el rey- Nadie puede ser feliz por esas razones que has dado.

El sirviente sonrió, hizo una reverencia y salió de la habitación.

El rey estaba furioso, no conseguía explicarse cómo el paje vivía feliz así, vistiendo ropa usada y alimentándose de las sobras de los cortesanos.

Cuando se calmó, llamó al más sabio de sus asesores y le preguntó:

-¿Por qué él es feliz?

-Majestad, lo que sucede es que él está por fuera del círculo.

-¿Fuera del círculo? ¿Y eso es lo que lo hace feliz?

-No, Majestad, eso es lo que no lo hace infeliz.

-A ver si entiendo: ¿estar en el círculo lo hace infeliz? ¿Y cómo salió de él?

-Es que nunca entró.

-¿Qué círculo es ese?

-El círculo del noventa y nueve.

-Verdaderamente no entiendo nada.

-La única manera para que entendiera sería mostrárselo con hechos. ¿Cómo? Haciendo entrar al paje en el círculo. Pero, Alteza, nadie puede obligar a nadie a entrar en el círculo. Aunque si le damos la oportunidad, posiblemente entrará por si mismo.

-¿Pero no se dará cuenta de que eso es su infelicidad?

-Si se dará cuenta, pero no lo podrá evitar.

-¿Dices que él se dará cuenta de la infelicidad que le causará entrar en ese ridículo círculo, y de todos modos lo hará?

-Tal cual, Majestad. Si usted está dispuesto a perder un excelente sirviente para entender la estructura del círculo, lo haremos. Esta noche pasaré a buscarlo. Debe tener preparada una bolsa de cuero con noventa y nueve monedas de oro.

Así fue. El sabio fue a buscar al rey y juntos se escurrieron hasta los patios del palacio y se ocultaron junto a la casa del paje. El sabio guardó en la bolsa un papel que decía: “Este tesoro es tuyo. Es el premio por ser un buen hombre. Disfrútalo y no le cuentes a nadie cómo lo encontraste”.

Cuando el paje salió por la mañana, el sabio y el rey lo estaban espiando. El sirviente leyó la nota) agitó la bolsa y al escuchar el sonido metálico se estremeció. La apretó contra el pecho, miró hacia todos lados y cerró la puerta.

El rey y el sabio se acercaron a la ventana para ver la escena. El sirviente había tirado todo lo que había sobre la mesa, dejando sólo una vela, y había vaciado el contenido de la bolsa. Sus ojos no podían creer lo que veían: ¡una montaña de monedas de oro! El paje las tocaba, las amontonaba y las alumbraba con la vela. Las juntaba y desparramaba, jugaba con ellas… Así, empezó a hacer pilas de diez monedas. Una pila de diez, dos pilas de diez, tres, cuatro, cinco pilas de diez… hasta que formó la última pila: ¡nueve monedas! Su mirada recorrió la mesa primero, luego el suelo y finalmente la bolsa.

“No puede ser”, pensó. Puso la última pila al lado de las otras y confirmó que era mas baja. “Me robaron -gritó-, me robaron, ¡malditos! “Una vez más buscó en la mesa, en el piso, en la bolsa, en sus ropas. Corrió los muebles, pero no encontró nada. Sobre la mesa como burlándose de él, una montañita resplandeciente le recordaba que había noventa y nueve monedas de oro. “Es mucho dinero -pensó- pero me falta una moneda. Noventa y nueve no es un número completo. Cien es un número completo, pero noventa y nueve.

El rey y su asesor miraban por la ventana. La cara del paje ya no era la misma, tenía el ceño fruncido y los rasgos tensos, los ojos se veían pequeños y la boca mostraba un horrible rictus. El sirviente guardó las monedas y, mirando para todos lados con el fin de cerciorarse de que nadie lo viera, escondió la bolsa entre la leña. Tomó papel y pluma y se sentó a hacer cálculos. ¿Cuánto tiempo tendría que ahorrar para comprar su moneda número cien? Hablaba solo en voz alta. Estaba dispuesto a trabajar duro hasta conseguirla; después, quizás no necesitaría trabajar más. Con cien monedas de oro un hombre puede dejar de trabajar. Con cien monedas de oro un hombre es rico. Con cien monedas de oro se puede vivir tranquilo. Si trabajaba y ahorraba, en once o doce años juntaría lo necesario. Hizo cuentas: sumando su salario y el de su esposa, reuniría el dinero en siete años. ¡Era demasiado tiempo! Pero, ¿para qué tanta ropa de invierno?, ¿para qué más de un par de zapatos? En cuatro años de sacrificios llegaría a su moneda cien.

El rey y el sabio Volvieron al palacio.

El paje había entrado en el círculo del noventa y nueve. Durante los meses siguientes, continuó con sus planes de ahorro. Una mañana entró a la alcoba real golpeando las puertas y refunfuñando.

-¿Qué te pasa? -le preguntó el rey de buen modo.

-Nada -contestó el otro.

-No hace mucho, reías y cantabas todo el tiempo.

-Hago mi trabajo, ¿no? ¿Qué querría Su Alteza, que fuera también su bufón y juglar?

No pasó mucho tiempo antes de que el rey despidiera al sirviente. No era agradable tener un paje que estuviera siempre de mal humor.

images


Reflexión:

Muchos de nosotros hemos entrado en el círculo del noventa y nueve alguna vez:sentimos que nos falta algo para estar completosy pensamos que  sólo entonces podremos disfrutar de lo que tenemos. Como siempre algo “falta” parece que la felicidad deberá esperar hasta que todo esté completo… y entramos en un círculo en el que nunca podemos gozar de la vida.

Muchas veces pensamos que la satisfacción y el bienestar llegarán “cuando tenga un buen sueldo” o “una buena casa”, “cuando me case”, “cuando tenga un hijo”, “cuando me jubile y tenga tiempo”, cuando consiga tal o cual meta.. sin embargo el bienestar y la plenitud ha de venir de dentro, no desde fuera, y estar presente a lo largo de todo el camino de nuestra vida. Nos generamos insatisfacción y sufrimiento si nos centramos en añorar lo que nos falta y dejamos de disfrutar de lo que si tenemos.

Esta es la trampa del círculo: no entendemos que con 99 podemos ser felices, podemos sentirnos plenos a lo largo del camino,  si nos centramos en esa moneda que creemos que falta y dejamos de valorar lo que tenemos nunca estaremos “completos” siempre nos faltará algo.

No dejemos de disfrutar de lo que tenemos por añorar lo que creemos que nos falta.

 

Jugar a trabajar.

Muchas veces, pensamos que el trabajo es algo totalmente ajeno al ocio. Desde el colegio, a través de las campanas que nos indican el comienzo del recreo, aprendemos a dividir los espacios de juego, de aquellos que están destinados al estudio y al trabajo.

La pregunta es, ¿Se puede trabajar y jugar al mismo tiempo?, ¿Se pueden hacer los NEG-OCIOS con ocio? Según el especialista empresarial César Escobar, en una conferencia que dio en Colombia en el año 2012 sobre “como conseguir trabajo”, trata en profundidad sobre como podemos incorporar el ocio en el trabajo, para aprender a disfrutarlo, sentirnos realizados profesional y personalmente y no morir en el intento.

En esta conferencia, el oyente no aprenderá a conseguir un trabajo cualquiera, sino que se le dará las herramientas para que pueda encontrar EL TRABAJO. “Encuentra el trabajo que amas, y no trabajarás ni un solo día de tu vida”, sentencia el especialista colombiano.

A continuación, compartiremos con ustedes el link para que puedan ver este vídeo que realmente no tiene desperdicio.

foto conferencia

<<<VER VÍDEO>>>

Los 10 trabajos freelance más solicitados a nivel mundial en el 2017.

Todos hemos soñado alguna vez con poder trabajar de manera freelance y manejar nuestros propios tiempos. No estar atados a horarios, jefes ni volvernos locos con el transito. Muchas veces, el sueño de trabajar desde la comodidad del hogar parece inalcanzable, pero hoy, en esta edición de MIL, trataremos de darte una mano para demostrarte que no es así.

Según un estudio realizado por el sitio web “freelancer.com“, el trabajo home-office esta creciendo a pasos agigantados, como así también en los rubros donde esta modalidad de trabajo es requerida. A continuación, y para demostrar lo recientemente expuesto, compartiremos con ustedes un ranking elaborado por “freelancer.com”, donde se especifica cuales fueron los 10 trabajos freelance más solicitados durante el 2017.

Los 10 trabajos freelance más solicitados a nivel mundial en el 2017.

8_HomeOffice

Puestos #8, #9 y #10: Servicio de negocios, marketing digital y traducción.

Ocupan los puestos 8, 9 y 10. Aquí se desglosa la asesoría contable y financiera, servicios de SEO, Google Adwords y Facebook Ads, entre otros.

Puestos #6 y #7: Diseño gráfico y producción de video.

Ocupan los puestos 6 y 7 respectivamente. Muriel Rebora es una profesional audiovisual de Buenos Aires que quería flexibilidad y la posibilidad de decidir en qué proyectos trabajar. Comenzó aceptando proyectos freelance de manera local por medio de agencias, pero nunca recibía crédito por su trabajo. Luego de registrarse a Freelancer.com tuvo la oportunidad de visitar Londres por un proyecto de producción de video que obtuvo en el sitio. Desde entonces, aumentó cantidad de clientes y logró posicionarse a sí misma como una marca. “El trabajo es mucho más divertido y diverso, además me hace sentir parte del mundo entero porque puedo interactuar con personas de diferentes países. No solo obtengo una experiencia mucho más enriquecedora, sino que la remuneración es cerca de tres veces más de lo que ganaba antes”, indicó la mujer.

Puestos #4 y #5: Administración de datos y análisis de datos y estadística.

Ocupan el puesto 4 y 5 respectivamente. Se pueden realizar fácilmente online y comprender tareas relacionadas con Microsoft Excel y Scraping. Son muy rentables ya que muchas compañías buscan recursos calificados para diseñar y crear bases de datos complejas, y es una posición para la cual normalmente no destinan un puesto full time sino que eligen freelancers.

Puesto #3: Diseño de interfaces (UI).

Es una disciplina muy requerida y atractiva. “Hoy en día tengo más flexibilidad para hacer otras cosas, y por supuesto, soy mi propio jefe,” comenta el diseñador gráfico brasileño Leandro Rodríguez, que completa su portfolio con proyectos complejos como Diseño de Interfaz de Usuario (UI)  y de Experiencia de Usuario (UX), bocetos de aplicaciones, bocetos de sitios web y diseños de juegos.

Puesto #2: Desarrollo de aplicaciones móviles.

Muchos profesionales se volcaron en los últimos años a esta actividad. Incluye los skills de desarrollo en múltiples plataformas y lenguajes de programación.

Puesto #1: Redacción y generación de contenidos.

Lidera el top ten. En su faceta creativa, técnica o de copywriting es de lo más solicitado.

#TiempoDeOcio – Edición #22 – Especial día del libro.

Hoy es el día del libro en Argentina, por eso decidimos hacer una edición especial en #TiempoDeOcio y recomendar tres libros ideales para rendirle homenaje a la lectura en su día.

Libro #1: Buenos Aires Hora Zero.

bs as hora cero

Espectacular libro de uno de los maestros del “género negro”, como es Ray Collins, donde vuelve a revivir al enigmastico y particular teniente Zero Galván,  quien había hecho si primera aparición en la exitosa y conocida obra literaria “precinto 56”

En esta oportunidad, Zero Galván es encomendado a investigar la dudosa muerte del sub-secretario del Ministerio de Defensa de los EE.UU., aparentemente producida de manera accidental. Galván, como todo buen sabueso de la policía, sospecha que hay algo más detrás de todo el asunto. ¿Tendrá razón o está vez su olfato le habrá fallado?

Libro #2: Pelota de papel 2.

pelota de papel 2

En época de mundial, no podes dejar de recomendar un libro que este estrechamente relacionado con el fútbol, y si además esta ligado a una causa solidaria, la tentación es mucho mayor.

“Pelota de papel 2”, vuelve a tener a los futbolistas y directores técnicos como protagonistas a través de sus relatos, narrados en primera personas. Cada cuento tiene su prólogo, a cargo de un periodista o escritor, y a su vez su ilustración personalizada.

En las páginas de Pelota de Papel 2 está Fernando Gago , autor de Resiliencia, que comparte los sentimientos que lo atravesaron cuando se rompió por segunda vez su tendón de Aquiles izquierdo y analizó retirarse del fútbol, para resurgir con más fuerza que antes.

Tira paredes con Javier Saviola , autor de Mi Gran Maestro, donde abre su corazón para contar sus primeros días en Barcelona, mientras su padre dejaba este mundo en Buenos Aires.

La despeja con su cabeza enrulada Fabricio Coloccini , que en Nuestro Ídolo exhibe su admiración por el amigo que no llegó a primera, e igual es campeón del mundo de la vida.

Juega con Santiago Ladino, creador de los desopilantes 12 Mandamientos de un número 4 en la Argentina. José Chatruc detalla en Yo llegué a Primera justamente eso, con un texto de esos que también vienen con la voz del autor impregnada.

Si hasta Aldo Pedro Poy hace Justicia Poética y comparte un extraordinario sueño en el que su histórico gol de palomita a Newell’s lo convierte otro rosarino queridísimo, como el Negro Fontanarrosa, y hay muchas historias más. En total, 41.

Todos los participantes de Pelota de Papel (en su segundo libro, casi 150 personas) cedieron sus derechos para que el 100 por ciento de las ganancias sea a beneficio de distintas fundaciones. Las elegidas fueron la Fundación Sí en la Argentina y la Fundación Pro Derecho en Uruguay. Se llevan vendidos más de 25.000 ejemplares y ya se recaudaron cerca de 1.000.000 de pesos.

Libro #3: Filosofía en 11 frases. 

portada_filosofia-en-11-frases_dario-sztajnszrajber_201804052150

Sólo sé que no sé nada. Pienso, luego existo. Todo lo sólido se desvanece en el aire. Dios ha muerto. Por medio de frases como esas, disparadores que estimulan el pensamiento, Darío Sztajnszrajber se propone sacar a la filosofía de los formatos que la hacen excluyente.

Al hacerlo nos lleva a una conversación alucinada y alucinante con once ideas clásicas, tan pequeñas como para caber en un tuit y a la vez tan interminables como las búsquedas existenciales.
Incómodo y complejo como su materia misma, este libro inclasificable —es ensayo filosófico, y es también novela— consagra a su autor como un explorador impertinente. Sztajnszrajber puede explicar y a la vez contradecir a filósofos como Aristóteles, Descartes, Marx, Nietzsche o Foucault e invitarnos a perdernos en la riqueza de sus ideas. Su historia comienza con un hombre que escapa y, al descender a un subte porteño, se encuentra azarosamente con un crimen del poder.

Entre las huellas reconocibles de una república precaria, la trama mezcla la sangre y el amor, la historia y la esperanza, la represión estatal y la resistencia ciudadana.
En Filosofía en 11 frases, su primer libro con Paidós, Sztajnszrajber lleva la filosofía a los lectores que quieren pensar sin ser subestimados. Y los desafía, socráticamente, con una convicción: todos podemos hacer filosofía aunque no lo sepamos.

Se vende pantalla de humo (ideal para los gobiernos que están en crisis)

Tu Gobierno está en crisis y no sabes que carajo hacer? Tu imagen está cayendo en picada en las encuestas y no sabes como remontarla? Tranquilo, nosotros tenemos la solución para vos, con las nuevas PANTALLAS DE HUMO MULTI-USO, ideal para que las crisis pasen de ser percibidas, aumentar las tarifas, modificar leyes laborales, en fin, le podes dar el uso que mas te guste.

Una vez que adquiera nuestra pantalla de humo, a un precio promocional de $14.000 (que no es nada en comparación con la plata que le puede sacar al pueblo), tendrá que seguir cuidadosamente y al pie de la letra nuestras instrucciones para poder instalarla correctamente en la sociedad que gobierna.

Instrucciones para instalar correctamente una pantalla de humo. 

pantalla de humo 1

pantalla 2

Paso 1.

La pantalla de humo que acaba de seleccionar y adquirir a través de nuestro canal, funciona con la energía del odio, el bardo y la controversia, por lo tanto, es sumamente necesario que instale un tema polémico en la sociedad que gobierna para que la pantalla de humo funcione.

El tema polémico puede ser el que usted considere, pero, como expertos en la materia, los temas que causan un funcionamiento optimo en nuestras pantallas de humo, son los siguientes:

Aborto legal.

Eutanasia.

Legalización de la marihuana.

Elija uno de esos tres temas, abra el debate en el Congreso, y su pantalla de humo funcionará correctamente.

Paso 2. 

Si el tema polémico a implementarse puede ser cercano a que comience un mundial de fútbol es mucho mejor, dado que esta comprobado científicamente que nuestras pantallas de humo mejoran un 85% su rendimiento con un mundial de fútbol de fondo, personalidades celebres como Videla y Galtieri pueden dar fe de este hecho.

Paso 3. 

Utilice el tema polémico seleccionado en el paso 1 y el mundial de fútbol del paso 2, para tratar todos los temas que van a hacer perjudiciales para el pueblo y los trabajadores, no tenga miedo, aproveche, el momento es ahora.

En algún momento se van a enterar de la verdad, pero para ese entonces usted ya estará forrado en guita y habrá metido todas las leyes que se le haya cantado el quinto forro del ojete.

Paso 4.

Por último, si todo lo anterior no fuera suficiente, siempre puede recurrir al viejo recurso de revivir una vieja antinomia con un contrincante político, y tirar una frase como “no sigan las locuras de…”

No importa que su archirival no este en la agenda política y no tenga poder en la actualidad, dado que siempre puede hacer leña del árbol caído (y cuanto más caído este, más fácil es) e, incluso, para darle el golpe final, tirarle con una denuncia por la cabeza para que todos hablen de la misma. Esta comprobado que una denuncia contra un rival político, mejora el rendimiento de la pantalla de humo un 10%

No importa si la denuncia es verdadera o falsa, si tiene o no fundamentos, su objetivo es ganar tiempo y que la gente hable de esa denuncia, no meter a su rival preso, no se olvide de eso. Además, si lo metiera preso, no podría utilizar este recurso la próxima vez que lo necesite.

Bueno, si queres comprar una pantalla de humo, búscanos en Mercado Libre, bajo el nombre de PANTALLAS-HUMO-OK y en Twitter como @PantallasDeHumoOficial. 

 

 

 

 

La carta del ex-sabelotodo.

Queridos lectores:
bola de cristal
Desde hace tiempo memorables el hombre se ha maravillado por el saber, debido a que considera que todo tiene que ser explicado y sabido: El origen de la existencia y del universo, los fenómenos de la naturaleza y todos los campos de la vida; e incluso, ha soñado siempre con poder viajar y conocer el futuro.
Yo era igual a todos los hombres, siempre queria saber mas, nada alcanzaba, nada era suficiente, creia que no habia peor cosa que ser ignorante en algo.
Yo era así, hasta que un día Dios me dio el deseo que tanto esperaba, me dio la sabiduría completa, me convirtió en un sabelotodo!
En ese momento pensé que no podía ser mas feliz, SABIA TODO SOBRE EL PASADO, EL PRESENTE Y EL FUTURO!!! SABIA SOBRE TODAS LAS CIENCIAS Y CAMPOS DE ESTUDIOS, HASTA PODÍA LEER LAS MENTES, POR LO TANTO SABIA QUE PENSABA LA GENTE. Pensaba que había ganado todo, pero después me di cuenta de todo lo que había perdido:
Perdí el asombro y la sorpresa, debido a que si ya lo sabia, nada podía sorprenderme o asombrarme.
Perdí la capacidad de reírme de un chiste o una broma, porque ya sabia el remate.
Perdí la capacidad de convencer a una mujer de que este conmigo, porque de ante mano podía saber quien gustaba de mi y quien no.
Perdí la capacidad de poder disfrutar de un asado y cervezas con amigos, porque era plenamente consciente de que la vaca sufre de estrés antes de morir, de que el humo de la parrilla contamina el ambiente, y que el alcohol es perjudicial para la salud, y ademas, es la principal causa en accidentes de transito.
Perdí la capacidad de contar anécdotas, porque las mismas se hacen a base de errores y tonterías que uno realiza, y cosas insólitas que te pasaron.
Perdí las ganas de ver el mundial, copa Davis, el super tason o cualquier evento deportivo, porque sabia quien iba a ganar.
Me di cuenta, que la sabiduría es tan importante como el día, pero que también necesitamos noche para poder descansar. Me di cuenta que si siempre fuera de día, no podríamos apreciar el comienzo de otro, porque no habría tal.

Me di cuenta de todo esto, por eso le pedí a Dios que me sacara el poder de la sabiduría total. Ahora soy un ex-sabelotodo, volví a ser uno mas. Uno mas, que si bien sabe que la sabiduría es un faro que ilumina a otros, también sabe que demasiada luz te puede encandilar y no dejar ver el camino…VIVIR!!!

Firma: El ex-sabelotodo.