¿Desde cuando los pibes de 14 años se transformaron en adultos?

Hace unos años que en Argentina, se vienen implementando una serie de medidas económicas, políticas y sociales que apuntan a generar y “fabricar adultos” desde muy temprana edad, con la única intensión de que se incorporen antes al mercado, para que sean más consumistas desde la pre-adolescencia.

Es así, como desde el año 2015, la mayoría de los bancos comenzaron a bajar la edad mínima para poder ser adicional de una tarjeta de crédito, de 16 a 14 años en la mayoría de los casos, y algunas empresas, como Tarjeta Naranja, ofrecen extensiones “teen”, desde los 13 años de edad.

A nivel politico, no nos olvidemos que desde el 2013 se implementó el famoso “voto joven”, que le permite a los menores de 16 y 17 años votar voluntariamente. Lo cual, más allá del beneficio de poder elegir representantes desde temprana edad, habilitó el debate posterior (que aún sigue en vigencia) sobre bajar la edad de imputabilidad. “Si tienen edad para votar, que tengan edad para ir a la cárcel”, ¿la frase les suena familiar?

En una sociedad donde los nenes son adolescentes y los adolescentes son tratados como adultos, le damos a los pibes de 14-15 años la facultad y potestad de hacer cosas que antes eran impensadas, como por ejemplo, ir a dormir a un colegio para “hacer una toma”,  con todo el riesgo que implica que una menor de edad pase la noche en un recinto lleno de personas extrañas y lejos del seno familiar.

Hace unos días, como es de público conocimiento, el Colegio Nacional de Buenos Aires protagonizó un hecho insólito, al darse a conocer la denuncia de una menor de 14 años, que manifestó haber sido abusada sexualmente durante la toma del colegio por un compañero de 18 años. 

image59ce290413a7b5.38264091

La pregunta que surge a raíz de este hecho,  es “¿Desde cuando los pibes de 14 años se transformaron en adultos?”, ¿Desde cuando los pibes piden ser consultados por el Ministro de Educación antes de que se implemente una reforma educativa? ¿Desde cuando toman colegios con tanta facilidad y sin el más mínimo recelo y objeción de los padres? ¿Acaso estaría bien que el Ministro de Educación le consulte a chicos del secundario sobre si esta bien o mal determinada reforma? ¿Que facultades, formación y conocimientos tiene un estudiante de secundario para ser consultado sobre la implementación o no de una reforma educativa?

Vivimos en una sociedad cada vez más consumista, y perdonen el tinte nostalgico, pero yo me pregunto ¿Desde cuando un pibe de 14 años necesita una tarjeta de crédito y un celular último modelo para ser feliz?, ¿Donde quedaron aquellos años donde un pibe de 14 años jugaba con la imaginación, algunos juguetes y al aire libre?, ¿Donde quedaron aquellos años, donde un pibe de 14 años era eso, tan solo eso, un pibe de 14 años?

Como padres, como adultos, como miembros de la sociedad, deberíamos preguntarnos una y otra vez “¿Desde cuando los pibes de 14 años se transformaron en adultos?” y, si aún hay tiempo de poner las cosas en su lugar, hacer el intento, cada uno desde el lugar que le toca, para que los niños no pretendan ser adolescentes, los adolescentes no pretendan ser adultos, y los adultos no pretendan ser adolescentes ni “amigos” de sus hijos.

Tal vez el planteó suene retrogrado, tal vez parezca arcaico y parte del pasado, pero yo me pregunto, yo les pregunto, y los interpelo a pensar…

¿Todo lo que sucede en la modernidad es sinónimo de prosperidad? 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s